jueves, 28 de abril de 2016

¿Grillo, topo o alacrán?

No todo van a ser aves en El Naturalista Cojo. No sólo mamíferos tan bonitos como la nutria tendrán cabida en este blog. No me limitaré únicamente a publicar entradas dedicadas a animales con pelo, plumas, voz aflautada y aspecto agradable.

El mundo de los insectos, a menudo desconocido y repudiado, también estará representado en esta especie de cuaderno de campo virtual que poco a poco va tomando cuerpo.

Extraños seres de seis patas, invertebrados acorazados, los insectos ―por desgracia― no gozan de gran consideración por parte de la sociedad en general. Son feos, destrozan nuestras cosechas y algunos de ellos pican. Y sin embargo, sin su existencia no sería posible la vida en la Tierra.

La belleza de estos "bichos" está en el interior. Pero el hombre se deja llevar por las apariencias. Consecuencia de esta visión superficial son mitos, leyendas y creencias que rara vez se corresponden con la realidad.

Se dice del grillotopo o alacrán cebollero (Gryllotalpa gryllotalpa) que es venenoso y que incluso puede llegar a provocar la muerte. En la Galicia profunda ―y no tan profunda― todavía se confunde al ceboleiro con los verdaderos alacranes o escorpiones. Lo cierto es que se trata de un animal inofensivo que se deja coger con facilidad.

Grillotopo fotografiado en el estuario del Miño

Pero, ¿en qué quedamos? ¿Es un grillo, un topo o un alacrán? Bien, vamos por partes, como dijo Jack el Destripador:

  1. Si preguntáramos a un taxonomista, este nos diría que como perteneciente al orden de los ortópteros, el grillotopo está emparentado con grillos, saltamontes y langostas.
  2. En cambio, si reparamos en sus extraordinarias cualidades para la excavación y la vida subterránea (cuerpo fusiforme, potentes patas delanteras en forma de pala, visión escasa o nula...) entenderemos perfectamente el parecido con sus homónimos mamíferos.
  3. Por otro lado, si le echamos un poco de fantasía e imaginación, tendremos al "alacrán" de las leyendas y la cultura popular...

No sé vosotros, pero yo soy más de ciencia, así que me inclino por la primera de las opciónes.

El área de distribución del grillotopo comprende la práctica totalidad del continente europeo, suroeste de Asia y el norte de África.

El alacrán cebollero está perfectamente adaptado a la vida subterránea

De hábitos nocturnos, rara vez abandona las galerías que le sirven de refugio, por lo que son extremadamente difíciles de ver.

En ellas realiza la puesta, de entre 200 y 300 huevos. Se da la circunstancia de que la hembra vigila con celo el desarrollo de su descendencia hasta un mes después de su llegada al mundo, al final del verano. Un motivo más para empezar a valorar a este especie como se merece.

El futuro del alacrán cebollero es tan oscuro como el mundo en el que vive. Eliminado de muchas zonas por el uso y abuso de pesticidas, allí donde todavía aguanta la presión humana es realmente escaso.

Pero el agricultor debe saber que tiene en el grillotopo un gran aliado contra numerosos insectos y otros invertebrados perjudiciales para sus intereses, más allá de los daños que a veces ocasiona en los cultivos.

Con la publicación de este artículo espero haber contribuido a enterrar para siempre algunos prejuicios. Las imágenes que lo ilustran fueron tomadas el pasado domingo en el estuario del Miño, cuando por segundo o tercera vez en 29 años pude observar y fotografiar a esta increíble criatura.

10 comentarios :

  1. Maravilloso como siempre Manu en tus observaciones y gracias por compartir e instruirnos.

    ResponderEliminar
  2. Ola! Manu,no rural de vigo na miña infancia ó ceboleiro tamén chamabamoslle carriola,ainda que nunca o escoitei máis. Por certo, nos tiñamoslle mala sona porque comia os grilos. Saúdos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante Andre. O parecer coñécese por moitísimos nomes distintos. A ver se fago recopilación buscando en internet. Pois eu descubrín a este bicho non fai moito. Supoño que antes tamén habería mais que agora...Todo un misterio este insecto, jeje. Saúdos e grazas por seguirme!

      Eliminar
    2. Si señor Eu tamen llegar chamei siempre carriola, e tiña fama de sere velenoso, Aínsa que lindo por ahí que é inofensivo para a centenar, e que é bó para as colleitas porque come outros insectos.

      Eliminar
    3. Claro. É totalmente inofensivo, e pódese coller ca man sen problema ningún. Hai moita "lenda negra" o redor desde pobre becho... jejeje.

      Eliminar
  3. Ola Manu, ante todo noraboa polo blog, sendo eu unha persoa que estou máis tempo diante dunha pantalla de ordenador que baixo o sol, aquí me tes, lendo as túas entradas e con ganas de saír a ver nutrias xD ao que ía, como falades dos nomes populares dese insecto, en Goian (ou polo menos na miña familia) chamámoslle "ralo" :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ola Olalla. Moitas gracias pola túa aportación! Un máis dos moitísimos nomes que recibirá o alacrán nos diferentes lugares. Moi interesante! Moi pretiño de aquí vexo que vives por certo, jeje. Pois anímote a saír cando poidas o campo a observar nutrias ou o que se poña por diante. Ademáis con estes días da gusto andar ;) Gracias de novo!

      Eliminar
  4. Ola son de Ourense e o outro dia polo meu barrio encontrei un insecto na rúa e non sabia que era. Sacaeille unha fotografia e decidin buscalo na web e resulta que é un grillo topo jajaja nunca o vera na miña vida e sorprendeume velo gracias ao teu artigo puden saber cousas sobre el. Moitas grazas. Colgaria a foto pero non me deixa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grazas amigo!
      É un becho difícil de atopar, pero cando o ves por primeira vez non pasa desapercibido! Eu tamén o descubrín fae relativamente pouco... Xusto cando publiquei este artigo, jeje. É unha pasada de animal, e temos que coidalo, os estamos matando con tantos químicos... Alégrome de que che fora de axuda este artigo! Unha aperta e grazas por comentar ;)

      Eliminar